Los mitos del agua – Parte II

Ya hemos mencionado algunos mitos del agua en nuestro anterior apartado, sin embargo la lista sigue y por ello aquí os dejamos algunos ejemplos más.

1 – Los filtros potabilizan el agua

Lo cierto es que no. Los filtros de agua, como hemos explicado anteriormente, sirven para quitar la turbidez, es decir, retener los sólidos, químicos y partículas que se podrían encontrar en el agua. Además de que eliminan olores y sabores. Pero no garantiza su potabilidad, dado que el hecho de que el agua de grifo sea potable dependerá únicamente del saneamiento de los sistemas de abastecimiento de agua que proporciona el país o ciudad en que te encuentres. 

2 – El agua mineral proviene de ríos, embalses y montañas.

Todos recordamos las publicidades donde el agua mineral se relacionaba directamente con la naturaleza, los ríos, montañas y cascadas, pero sólo era una estrategia comercial. La verdad es que, el agua mineral es de origen subterráneo y se somete a estrictos controles de calidad y seguridad tal y como exige la ley de cada país. Por ende, podemos asegurar que esta creencia es una más que se suma a los mitos del agua.

3 – Cualquier tipo de agua es buena para la salud

Como bien sabemos, beber agua es excelente para nuestra salud, pero eso no significa necesariamente que todas lo sean. De hecho, existen muchos tipos de aguas, donde cada una tiene sus propias características que pueden contribuir o no para nuestra salud. Por ejemplo, las aguas de elevada mineralización (aquellas que poseen mucho calcio y/o sodio) pueden ser desaconsejables en caso de sufrir problemas renales, cálculos, hipertensión o incluso para los bebés

4 – El agua tiene propiedades curativas

Ya hemos explicado los beneficios que tiene beber agua para nuestro organismo, sin embargo, el hecho de que nuestro cuerpo se beneficie con su ingesta no significa que pueda curarlo de afecciones o enfermedades. Es importante dejar en claro que, de sufrir alguna complicación física, usted debería acudir a su médico, quien podrá realmente brindarle el tratamiento adecuado.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Tabla de contenidos

También puede interesarte...

La importancia de la cc

Si alguna vez te has preguntado por qué hay tanto alboroto con eso de «ahorrar agua», déjame decirte que hay razones de peso detrás de