El aire es algo tan natural para el ser humano que muchas veces olvidamos lo vital que es para nuestra existencia. Durante la pandemia Covid-19 fue clave comenzar a pensar en la importancia de purificar el aire y la ventilación de espacios cerrados. De cualquier manera, la oxigenación de los ambientes también resulta vital, aquí te contaremos porqué. 

 

¿Por qué es importante purificar el aire?

 

En los espacios cerrados, el polvo, la suciedad, los gases de algunos artefactos, el humo al cocinar, las partículas de productos de limpieza, y muchas sustancias más que quedan en el aire y sin darnos cuenta las respiramos. Si bien es imposible evitar esto día a día, sí es una opción mantener una ventilación correcta, de manera que el aire que se inhala se encuentre lo más puro posible. Y con ello, prevenir enfermedades infecciosas o alergias, que se contagian o se provocan, mediante el aire. 

 

¿Cómo purificar el aire?

 

Pues bien, en primer lugar es importante tener en cuenta que no resulta lo mismo ventilar que purificar. En el primer caso, las acciones a llevar a cabo son abrir ventanas, dejar que corra el aire a diario y ya. Si bien es fundamental hacerlo, no garantiza que la calidad del aire al respirar sea efectivamente pura. En el segundo caso, la purificación se trata de utilizar aparatos tecnológicos especializados que se encargan de renovar el aire del ambiente, eliminando bacterias que se encuentran suspendidas, además de eliminar olores y partículas. 

 

¿Cómo funciona una máquina para purificar el aire?

 

Estas máquinas contienen un sistema que captura el aire del ambiente, realiza una filtración del mismo, eliminando todo tipo de contaminantes, y devuelve el aire al ambiente ya purificado. Este proceso es constante. Y para su funcionamiento utiliza unos filtros que se deben ir cambiando periódicamente. 

 

Lo importante de una máquina purificadora es que sea sencilla de utilizar, que cuente con un sistema inteligente que avise al usuario cuándo debe cambiar el filtro, que sea eficiente y que dicha eficiencia esté comprobada mediante estudios que garanticen sus resultados. La NictorAIR es un ejemplo de ello, por su alta tecnología y eficiencia energética, con garantía absoluta respaldada por los test de laboratorio más exigentes